Cumplimos pues los primeros 5 años en el mercado bajo la marca DROP, aunque llevemos  inmersos en este sector desde hace casi 20 años.

Afrontamos nuevos retos para seguir  apostando por mantener el criterio desde el cual se originó esta empresa, que no es otro que el del servicio en las artes gráficas.

Como pronto descubrirán, añadimos valor a nuestro servicio y seguimos buscando nuevas y mejores opciones que sirven para cimentar aún más la confianza que han depositado en nosotros.

Por lo pronto mostramos e inauguramos una nueva imagen. Estilizamos y sintetizamos nuestro logo, dando facilidades para una mejor identificación de nuestros productos y servicios.

Una nueva fachada con contenidos más nítidos e identificables, como la relación estrecha que estamos manteniendo con marcas asentadas en nuestro sector, en combinación con otras que  complementan el abanico de posibilidades que queremos ofrecerles.